Come-cocos

Come-cocos

Por Babysits, 4 minutos de lectura

Compartir:

Ahora es más importante que nunca inspirar la creatividad de tu hijo. Contar cuentos es una de las mejores maneras de hacerlo y a la vez de mantener a tu hijo entretenido durante horas. Hemos combinado el gran conocido Come-cocos, con la magia de los cuentos para crear el cuentacuentos de origami. Esto anima a los niños a crear historias y cuentos. El cuentacuentos de origami es una forma creativa, de ayudar a tus hijos con su imaginación y capacidad artística, y también de ayudarles a desarrollar sus habilidades motoras a través de doblar el papel y dibujar los diferentes elementos de la historia.

¿Qué necesitarás?

  • Bolígrafo
  • Una hoja de papel cuadrada
  • Rotuladores/lápices de colores
  • ¡Tu imaginación!

Pasos origami comecocos

Pasos:

  1. Doblar el papel desde la esquina hasta la esquina haciendo un triángulo.
  2. Dobla de nuevo de esquina a esquina, despliega todo para revelar cuatro pequeños triángulos
  3. Doblar el papel por la mitad para crear ocho secciones.
  4. Dobla una esquina al centro del papel
  5. Repite el proceso con las otras tres esquinas
  6. Ahora tendrás un cuadrado más pequeño 7.Da la vuelta al papel y dobla una esquina hacia el centro
  7. Repite con las otras tres esquinas para revelar un cuadrado.
  8. Dobla y desdobla el borde inferior del cuadrado hasta la parte superior.
  9. Dobla y despliega el borde izquierdo del cuadrado hacia la derecha
  10. Empuja las cuatro esquinas del cuadrado en el centro y luego desliza los dedos en las solapas de tu come cocos, doblando los pliegues para que tus dedos encajen.
  11. Y VOILA', ¡lo lograste!

Cómo jugar

  • Una vez creado el Cuentacuentos de Origami puedes decidir qué dibujos quieres dibujar. Comienza con cuatro personajes en la parte delantera para tus historias. Por ejemplo, un oso de peluche, un gato, un cactus o un plátano.
  • En el reverso tienes que dibujar el destino, elegimos dibujar diferentes hábitats que existen en la tierra como bosques o desiertos.
  • El dibujo final es para pensar en los giros de la trama de tu cuento, como el personaje que se enfrenta a los desafíos o se enamora, etc.
  • Después de que se dibujen y coloquen todos los dibujos, es hora de empezar a crear algunas historias.
  • Pon tus dedos en el origami como si fueras a pellizcar a alguien y mueve tus dedos de arriba a abajo y de izquierda a derecha. El niño puede elegir el personaje del que quiere que se trate la historia.
  • Si eligen al gato, deben empezar a jugar deletreando la palabra con los dedos, moviéndolos de arriba a abajo y de izquierda a derecha tres veces, g - a - t - o.
  • Entonces el niño puede elegir uno de los escenarios que ve. En ese momento, abre la pestaña y mira qué acción ocurre.
  • Una vez que haya elegido todos los elementos de su historia, su hijo puede empezar a contar una historia. Pueden pensar en un principio, una trama y un final.

Para los niños más mayores, puedes hacer esto aún más difícil haciendo que escriban su historia en un cuaderno. Añadiendo más elementos a la historia de los que eligieron en el origami. Anima a tu hijo a que le lea esta historia cuando haya terminado. Esto puede aumentar sus habilidades para hablar en público y también darles confianza en sus ideas y habilidades. Utiliza esta herramienta de origami como un comienzo de la historia, para que su hijo piense en cómo se estructuran y escriben las historias.


Este es un juego perfecto para jugar con tu canguro a distancia. El/ella puede crear la manualidad y escoger junto a tu hijo los personajes, escenarios y el cuento final. ¿A tu hijo le gusta el origami? También hemos creado un origami de koala que puede ser usado para otros cuentacuentos. ¡Que se diviertan y dejen volar tu imaginación!